El Recetario: Mermelada de naranja amarga

Naranjas e invierno. Lo habitual. Y si estamos aburridos de tomarlas en zumo, hay mil maneras más de consumirlas. Como en bizcocho o en mermelada casera. Las mermeladas hechas en casa están muy buenas, son muy sanas porque no llevan conservantes artificiales y si se envasan al vacío aguantan bastante tiempo. La de hoy, mermelada de naranja amarga.

Ingredientes

2 kg. de naranjas

400 grs. de limones

1 kg. de azúcar

Preparación

1. Lavar las naranjas. Pelarlas, retirarles la parte blanca y cortarlas en rodajas. Reservar la piel.

2. Lavar los limones. Perlarlos y quitarles la parte blanca. Cortarlos en cuartos. El limón servirá de conservante natural.

3. Elegir una pequeña cantidad de la piel de la naranja (cuanto mayor sea la cantidad, más amarga será la mermelada), y picar en tiras.

4. Poner una olla al fuego, muy bajo, con las naranjas en rodajas, los limones en cuartos y las tiras de la naranja. Remover de vez en cuando para que no se pegue, durante unos 50 minutos.

5. La mezcla irá bajando de volumen y poco a poco soltará el zumo de la fruta. Una vez que hayan pasado los 50 minutos, con ayuda de la batidora triturar los pedazos de fruta que se hayan quedado más grandes.

6. Añadir el azúcar y remover. Mantener en el fuego bajo unos 30 minutos más (hasta que comience a espesar).

7. Una vez que esté listo, embotar aún caliente. Dejar enfriar dentro de los botes. Una vez fríos, cerrar con fuerza y hervir al baño maría 30 minutos al menos, para que haga vacío.

La recomendación

Guarda los botes en un lugar fresco y frío, y etiquétalos con la fecha de su realización.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.