¿Cómo me lo pongo?: Una novia años 20

Las novias son las reinas del protocolo. Esto es, una novia tiene licencia para hacer lo que le apetezca el día de su boda, para vestirse como más le guste. Por eso, está feo criticar a una novia. Es su día, el día en el que se viste y se peina y se maquilla como siempre le ha gustado. Eso sí, esto es fundamental. Una novia ha de ser fiel a su estilo. Es la única premisa obligatoria. Sofía se va a casar con un vestido perfecto para su boda inspiración años 20. Una boda íntima en la que quiere brillar.

El vestido de Sofía es largo y recargado. Ella no quiere llevar demasiado tacón y tiene una melena corta. Busca los complementos perfectos:

  • Una melena corta es de lo más años 20. Así que una diadema colocada sobre la frente (o tipo tiara, como esté más cómoda), en pedrería, es el complemento estrella del conjunto. Colócale si te apetece, un velo largo, al modo que se hacía en la época: sujetado por la diadema.
  • Si no te apetece llevar velo, unos guantes son el complemento ideal. Unos guantes de piel o ante midi, blancos, maravillosos para sujetar el ramo.
  • Llevar tacón no es obligatorio. Y menos en una novia años 20. Busca zapatos con pulsera, tipo Mary Jane, con hebillas…
  • El ramo, el pelo y el maquillaje son de los complementos más importantes. El cabello acorde al tocado, un maquillaje suave de eyeliner y labios marcados. Pendientes pequeños, discretos y un ramo de tallos largos.

Y a divertirse mucho. Que es un día para eso, para ser una misma y disfrutar.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: dejarte aconsejar sin escucharte a ti misma. Es tu día. Quien te aconseje ha de hacerlo siempre después de escucharte, de analizar lo que te gusta. Y así dará con la clave de lo que buscas, de cómo deseas verte.

No renuncies a ser una novia no convencional. Es tu día. Vístete como siempre has soñado.

Y del mismo modo, tampoco hace falta disfrazarse o arriesgar en la boda de una. Si tu sueño y tu estilo siempre han estado más cerca de lo clásico, es el momento de ponerlo en marcha. O te arrepentirás de no haber llevado esa cola de 5 metros con la que siempre habías soñado.

No hagas inventos ese día. Olvídate de uñas postizas si no te identifican. O de moños forzados por lo mismo. No hay normas para las novias.

Y si no eres la novia, ¿a dónde vas de blanco, amiga?

Lo encontrarás en: el tocado es de Ani Bürech, auténtica especialista en tocados de novia románticas, bohemias, años 20… Los zapatos, son de Lodi para la zapatería Di Dom.

Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.


¿Conoces “No llores patito”? Echa un vistazo a las propuestas que María y yo tenemos para mamás y bebés con estilo.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.