¿Cómo me lo pongo?: Morena mía

No os lo váis a creer, pero esta entrada va de bodas. Sí, de bodas. De un tema que nunca se toca en este blog. Después de esta pequeña ironía, que sabéis que me gusta, vamos al lío serio. En este caso, Perla nos presenta este vestido de seda, con volantes abullonados. Es corto y ella muy alta. De cabello oscuro y piel dorada, pide ideas para resaltarlo en una boda en el norte, en agosto, de tarde. Se plantea incluso “retocar” el vestido para no coincidir con nadie. Vamos a ver cómo sacarle partido.

  • Por el tono de su piel y de su cabello, elegiremos algún tono de contraste pero frío. Para que mantenga el punto elegante del nude, que para pieles muy morenas no es el tono más recomendable. Por eso, un contraste con plata (y si es plata vieja, mejor) en zapatos y complementos puede ser bueno. Unas sandalias jaula, algo abotinadas (ella es muy alta y el vestido muy corto) para que no se vea demasiada pierna desnuda. Un maxi brazalete metálico también en plata vieja. El bolso, de boquilla, con una cadenita, también en plata vieja. El cabello, suelto en ondas suaves con dos trenzas delanteras recogidas hacia atrás. El punto diferente, lo pondrá una flor grande, de tela, colocada en el escote falso del vestido. La flor será de color: desde el sobrio negro, hasta tonos más atrevidos como el fucsia o el berenjena.
  • Otra opción es atreverse y ponerse unas sandalias de pitón, en crudo. Es decir, mantener el tono del vestido pero reforzado con este estampado. El cabello recogido, en un moño tirante. Con pendientes grandes, en dorado. Y muchas pulseras estrechas también en dorado. El bolso, pequeño y rígido, de madera.
  • Si hace fresco, una chaqueta de cuello redondo, en punto de lúrex, con la manga francesa. Algo muy discreto.

Y si los tacones tienen pinta de ser asesinos, no te olvides de unas bailarinas para que la noche no pare.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: si eres muy alta y el vestido es muy corto, olvídate de tacones muy altos o plataformas delanteras, ya que ópticamente harán el vestido aún más corto. Y para una boda, no es apropiado, máxime en verano que no llevamos medias oscuras.
Olvídate también, por lo que acabamos de decir, de zapatos demasiado escotados. Juega con elementos en el empeine.
No le pongas ni un cinturón ni una cinta bajo el pecho. No funcionará con esos volantes que tiene la pieza. Si lo quieres “tunear” hazlo con una flor o algo similar en el pecho.
Evita los tonos nude si tu piel está muy morena. En contra de lo que se piensa, los nudes funcionan mucho mejor en pieles muy blancas. Incluso un total nude. Pero las pieles morenas tienden a chabacanizarlo. Como pasa con los total white.
Un bolso estilo 2.55 de Chanel. Bien para la noche, ya que este vestido se puede socializar fácilmente con unas bailarinas. Pero no olvides que se trata de una boda.
Si quieres llevar un tocado, busca uno de pluma alta, colocado a un lado del cabello. Evita los bandeaux que son demasiado evidentes.
Dejar de mirar a Benicio del Toro. No viene a cuento, pero acabo de ver su anuncio de Magnum y… en fin. Que es una maravilla de ser humano. Lo prefiero al Magnum.

Lo encontrarás en: el vestido de Perla es de Zara. Los zapatos, de Jimmy Choo.

* P.D. A puntito estoy de empezar mis vacaciones. Seguirá habiendo entradas, por supuesto. Pero si queréis seguir en tiempo real todo lo que hago. No dejéis de seguirme en Twitter.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.