¿Cómo me lo pongo?: Días de vino y rosas

Sí, sigue de bodas. Y bodas peculiares. En este caso, una alcoyana-alicantina tendrá boda en septiembre. Una boda de mañana que sin ocasión de descanso y pasar por casa, se convertirá en una fiesta de noche, en el mes de septiembre. Llevará un vestido de color rosa similar al de la fotografía. Vamos a ver cómo ayudarla a personalizarlo.

El vestido en sí es sencillo, lo que nos permitirá apostar por complementos para personalizarlo en función de nuestro estilo. Por ejemplo:

  • Más clásico. Con una cinturilla bajo el pecho que termine en la pequeña lazada plana, frontal. El color será dos tonos por encima del vestido, como un fucsia, por ejemplo. El cabello recogido bajo, con un tocado de pluma larga, en tonos también fucsias. El bolso será una cartera de mano, rígida, pequeña. El calzado, la cartera y los tonos que acompañen al fucsia del tocado serán en verde para efectuar un contraste interesante.
  • Más arriesgado. Para ello, colocaremos en un lateral del tirante una flor de dimensiones extraordinarias que tendremos que encargar porque será difícil de encontrar. Un efecto estilo SJP en el inicio de la película Sex and the City. También vale un broche con una pluma larga que sobresalga sobre el hombre. El cabello suelto, con una onda natural, y la cartera de mano, midi y plana. Los colores que acompañen al rosa palo pueden ser de la gama de los grises, de los tostados o los azules pálidos.

Tanto en una opción como en la otra se trata de que a través de los colores de acompañamiento del vestido como de los complementos se logre un efecto que convierta al estilismo final en espectacular.

Besísimos.

No se te ocurra: si eliges combinarlo con verde, siempre tonos poco brillantes. Nada de verdes pistacho ni eléctricos. La intención es que contrasten con el vestido.
Combinaciones anodinas y demasiado habituales como rosa + negro o blanco o plateado o similares. Están ya demasiado vistas.
Meter complementos cotidianos, como cinturones de piel o botines.
Montar un combinación plana. Si te decantas por un vestido tan básico, tienes que arriesgar en los complementos para no pasar desapercibida. Si no te vas a atrever con complementos o peinado, es mejor que el vestido entonces esté estampado o tenga un corte más rico.
Meter tocado + flor en el tirante + zapatos de tiras anchas + bolso de lentejuelas. Se trata de vestirse, no de decorarse.
Con eso de que menos es más, ir con un vestido liso y punto. Menos es más consiste en elegir algo que destaque en el conjunto, que llame la atención. No en ir como si te faltara terminar de arreglarte.
Microfaldas para una boda. Cuidadín con el decoro, por favor.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.