¿Cómo me lo pongo?: Dos caras

Ya estamos casi en el epicentro de agosto. Con la mirada puesta a medias entre las vacaciones vividas y el tiempo de verano que nos queda antes del frío, pasamos los días entre playa, chiringuito, piscina, paseo o aprovechando las rebajas finales. Hace algunas semanas, Esther consiguió este vestido de volantes a un precio estupendo. Le resulta algo corto, pero quiere ideas para rentabilizar al máximo su ya de por sí buenísima compra. Vamos a ver cómo combinar este coqueto vestido crudo, con volantes y un leve hilo dorado que no se aprecia en la fotografía.

La vida de esta prenda promete ser larga, o al menos, bastante larga. Si nos lo ponemos ahora en verano, podremos combinarlo:

  • Con una sandalia plana, romana y un bolso largo, de colgar de un hombro.
  • Con un zapato oxford, plano, de cordones, y un bolso mini, de mano para un look más french.
  • Con una sandalia en T y un cesto de paja, además de un pañuelo en la cabeza que caiga largo en la nuca.
  • Con unas botas de media caña o moteras para darle un aire más cañero y brazaletes.
  • Con un pantalón ultra slim y sandalias de taconazo para una noche de fiesta.

Si decíamos que la vida de este vestido prometía ser larga, era porque además podríamos ponérnoslo en otoño, en el incipiente invierno y darle así una nueva cara:

  • Con leggings de vinilo y botín peep toe de cierre saco, en la onda de la vuelta de los 80’s.
  • Con una bota super over the knee, muy pegadas a las piernas, casi como una media, en color marrón, de ante (que será un it de la nueva temporada).
  • Con un trench en dorado (otro de los it de lo que viene).

Con imaginación y jugando con la delicada frontera entre lo naïf y lo cañero, a este vestido le daremos el aire que más nos apetezca. Según nos parezca.

Besísimos.

No se te ocurra: hiper taconazos en verano. No por nada, sino porque al no llevar medias y ser tan corto, se hara pelín enseñativo de más.
Si te decides por combinarlo con oro, hazlo con mesurita. Tampoco es cuestión de disfrazarse de Ferrero Rocher.
Si estás pensando en botas super over the knee para el invierno, analízate previamente ante el espejo: sólo son aptas para chicas muy delgadas y estilizadas. Olvídate si tienes las piernas regorditas o eres bajita.
Ponerte el vestido con pantalones de pata ancha. Si eres alta, puede funcionar. Pero para estaturas medias y bajas, el efecto es más parecido a un arbolito de Navidad que a un perfil atractivo.
Si lo quieres socializar pues ponle calzado bajo, bailarinas… pero no hagas juegos extraños como ponértelo con deportivas.
No atreverte. Siempre y cuando lo hagas con seguridad y no por imitar lo que has visto en una revista, experimentar siempre es una buena actitud. Por ejemplo, con unas sandalias de cuña, con tira al tobillo y calcetines. Pero repito: siempre y cuando vaya con tu caracter.

Lo encontrarás en: el vestido de Esther es de La Casita de Wendy.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.