Androginy

Después de estos días de exceso (y antes de los que aún nos quedan) no hay nada como hacer ejercicio para depurar esos malos hábitos momentáneos. No hay por qué meterse en el gimnasio, o ponerse el bañador y las gafas de natación. Un simple paseo largo diario es suficiente para que las cosas vayan volviendo a su sitio. Meter el ejercicio en la cotidianeidad, sacrificando coche, es gratificante y sano. Así que disponer de calzado sin tacón nos ayudará a decidirnos a bajar al centro de compras sin pensar en dónde dejar el coche.

De las opciones existentes de zapato sin tacón, el masculino de cordones en todas sus variables, es de lo más atractivo. Muy cómodo y estupendo para la espalda, es apto para un millón de estilismos diferentes. Personalmente, os recomiendo uno de lo más masculino que encontréis. Las suavidades del zapato jazz han evolucionado hacia el brogue inglés. Y con ellos como protagonistas, jugaremos con las ideas:

  • Para un día a día cualquiera, una tarde de paseo largo y sano, combínalos con un boyfriend jean remangado en los tobillos. Camisa de cuadros con jersey de cuello vuelto por debajo, y chaqueta estilo militar. El punto lo pone un borsalino y los calcetines de colores.
  • Para el trabajo: busca un pantalón baggy tobillero. Blusa de seda de lazada al cuello, o de cuello mao con manga francesa y minitrench con un maxifoulard.
  • Para la noche: en realidad, nos podemos atrever con casi todo. Como un vestido de lentejuelas y medias tupidas y biker negra. Con un LBD. O un vestido de flecos, o con una falda de plumas y medias de plumeti.

Tanto con faldas como con pantalones, este estilo de zapato funciona a la perfección. Siempre sin olvidarnos de que hay que jugar con él, atreverse y mezclar. Con mesura, pero mezclar.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: con medias de cristal si tus piernas son muy delgaditas. Se te verán dos pequeñíisimos palillitos. Mejor con medias tupidas.
Con vaqueros de pata de elefante. Nada, no van nada.
Con una falda lady. Solamente en el caso de que ésta sea supercorta, pero nunca de largo a la rodilla en plan formalita. Estos zapatos tienen un ligero aire canalla que es preciso explotar.
Vale que combinen con facilidad pero no hagas burradas como llevarlos con un vestido largo de fiesta. Puede parecer que te has olvidado de cambiarte en casa.
Existen muchos modelos de brogue, así que hazte con el que más vaya con tu estilo: con la suela de goma, con la punta afilada, negros, marrones o de colores.
Limitarte a combinarlos única y exclusivamente con trajes de chaqueta. Sus posibilidades van más allá y con ellos podrás convertirte tanto en Camilla Parker-Bowles como en Agyness Deyn.
Nada de ponértelos con medias sobre la rodilla.

Lo encontrarás en: los zapatos son de Pepe Jeans. El look de la derecha, de Paul & Joe Sister.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.