4 looks para vestir de mantilla en Semana Santa

Vestir de mantilla en Semana Santa (normalmente, el Jueves Santo) es una tradición opcional: puede practicarse o no. Pero si nos decantamos por ella, es importante conocer el protocolo y respetarlo. Está claro que podemos meter pequeñas innovaciones. Pero muy pequeñas. Porque su sobriedad y su boato debería ser respetado como tal. Para inventar, hay montones de días y no es necesario experimentar con ella. Dicho esto, aquí van 4 looks con mantilla respetando el protocolo pero con pequeños detalles más personales.

Para elegir la mantilla, podemos echar mano de la que tengamos en casa o comprar una. Siempre en negro y adecuada a nuestra estatura. Lo mismo con la peina: preferible de teja en carey oscuro y calada. Y para colocarla, que el largo (la parte más larga) de la mantilla quede pasando las rodillas.

No se te ocurra: escotazos. No es el momento de enseñar todo tu canalillo y poderío. Mesura más que nunca.

Tirantes y mangas sisas. Los brazos cubiertos. O con manga larga o francesa.

Minifaldas ni mini vestidos. No sales de un after, se trata de una celebración muy sobria y seria.

Zapatos con plataformas o tacones gigantes. Nada de modernidades. Salones y similares y con el tacón moderado.

Sandalias. Y mucho menos ir sin medias.

Vestidos de encaje. Ya llevas encaje suficiente en la mantilla, así que evita ir de papelito de regalo.

Pendientes enormes o de aro. Los pendientes pequeños. Tipo perla, lágrima, piedra pegada a la oreja… lo que sea pero de un tamaño no muy grande.

Medias tupidas ni dibujadas. Negras y finitas. Chimpun.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.