4 looks para ir de festivales a los 30 o a los 40

Una vez pasados los 20 años seguramente te siga apeteciendo disfrutar de los festivales de música. Te sigas poniendo en primera fila y saltando como la que más. Pero lo más probable es que ya no te apetezca tanto disfrazarte para el evento en cuestión (quizás te apetece lo mismo que dormir en el suelo). Ya cambian ciertas preferencias. Así que lo único que tenemos es que adaptarlas para seguir disfrutando de lo que nos gusta. @leti.cm pidió un post para ir de festivales una vez pasados los 30. Y yo añado: y los 40. No hay tanta diferencia entre una y otra década. Así que aquí van 4 looks fantásticos y cero viejunos. No disfrazarse ni llenarse de purpurinas y cosas colgando del pelo no significa que nos tengamos que poner la toquilla de la abuela. Pasen y vean.

  1. Una blusa de aire boho. Con bordados como esta, en blanco liso o con estampado, algo oversize… o incluso una camisa blanca masculina o una de seda tipo pañuelo. Con un short vaquero o una falda vaquera de largo midi. Y unos botines cowboy cortos en blanco como estos, o más clásicos en ante camel. O unas minnetonka. O estampados en serpiente.
  2. Un vestido largo de botones. En lino como este o algodón. Sencillo o acompañado de un turbante o un pañuelo en el pelo (incluso si llevas coleta: en la coleta). Con unas deportivas tipo las Chuck Taylor All Stars de Converse.
  3. Un vestido midi de flores. En modo wrap o con botones delanteros. Estampado en flores como este. Con un anillo grande en el dedo índice o varios pequeñitos en los dedos y unas botas estilo militar como estas. Puros años 90.
  4. Un vestido mini como este. De flores pequeñitas y montones de pulseras. O un cordón de cuero en plan collar largo. Y el punto lo ponen unas botas cowboy con todas las letras, como estas.   

Si hace fresco, una cazadora vaquero o una de piel irán perfectas. Un pañuelo al cuello si es necesario porque el frío vaya a más. O un sombrero si crees que te dará el sol hasta achicharrarte. Y para tus cosas, desde un bolso pequeño de cruzar hasta una riñonera pasando por las minimochilas.

No se te ocurra: ropa nueva o de la que no quieres que se estropee. Es un festival. Y lo más seguro es que te sientes en el suelo, que lo arrastres por los baños cochinos, que te caiga tu bebida o la del de al lado… mil cosas. Así que tampoco lleves algo poco lavable o que quieras que tus nietos hereden.

Tacones. Salvo que sea un tacón cómodo y bajito en un botín, no veo necesario sufrir en las alturas de tus andamios.

Sandalias. Ni chanclas. Ni nada que destroce tus pies o los lleve a límites guarrísimos insospechados.

Un vestido blanco es tentador e ideal. Pero visualízalo a la salida del evento en cuestión. Si lo visualizas medio decente, entonces adelante con él.

Disfrazarte de bloguera. Al pasar los 30 (y sobre todo los 40) empieza a invertir tu tiempo en estilo, no en circo. Ojo: que cada una haga lo que le guste y quiera.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.