10 chaquetas para ir más allá de la blazer

La chaqueta americana o blazer clásica es de lo más socorrido para looks de oficina o para darle un puntito más formal a un conjunto. Pero más allá de esa chaqueta en marino, gris o negro; y más allá de las versiones con puño remangado de forro bonito, hay alternativas ideales. Igual de formales pero que personalizan algo más el look y así nos alejamos del concepto uniforme que si bien es cómodo, de vez en cuando encorseta de más. Así que por petición de @destination_vlc aquí van 10 chaquetas para ir más allá de la americana o blazer.

  1. La de cuadros escoceses. Con un punto algo oversize, es perfecta para animar un soso conjunto de jersey negro y pantalón negro o para formalizar un vaquero con camiseta. 
  2. La de manga con volante. Ideal con un pantalón sastre o con una falda midi.
  3. La de cuadros ingleses.Los cuadros esta temporada son nuestros grandes amigos. Y en este caso, es redondo si la llevas coordinada con los pantalones, en traje completo.
  4. La de cuadros grandes. En paño, más larguita. Ideal con pantalones de tiro alto. 
  5. La de tweed. Una excelente compañera de vestidos y de pantalones tipo chino. Con una blusa de seda y lazada es formal pero personal.
  6. La recta. Sin cuellos, fantástica para los jerseis de cuello alto. Al tener la manga algro francesa, queda bien que se vea el brazo del jersey. Es una estupenda manera de ponerle un punto de color.
  7. La cruzada.En formato albornoz, fantástica con pantalones estrechos y faldas lápiz.
  8. La chanelera. Al típico conjunto de pantalón negro y camisa blanca, le alegra y personaliza una chaqueta de este estilo. 
  9. La de pana. Este año la pana está en la sopa. Así que aprovecha y hazte con una. Es calentita y cómoda. Y si te apetece, elige también el pantalón coordinado.
  10. La de terciopelo.Continúa el reinado del terciopelo: ideal con vestidos estampados, con jerseis de cuello alto, con pantalones estrechos…

No se te ocurra: refugiarte en la americana. Está claro que es un buen recurso para vestir. Pero no te limites. Prueba. Tu seguridad es mucho más que una prenda. Es tu valía, tu fuerza, tu auténtico poder.

Siempre de tu talla. La manga no puede quedar cubriendo la mano ni los hombros fuera de su sitio.

Si eres bajita, decántate mejor por los modelos que no sean demasiado largos. Hasta la cadera como máximo.

No te limites con los cuadros. Es errónea esa creencia de que si tienes mucho pecho o estás gordita no te los puedes poner. En una chaqueta te quedarán ideales.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.