Saca el whisky cheli

No tener que madrugar al día siguiente tiene la ventaja de alargar las noches tanto como nos apetezca. Noches que comienzan tranquilas en casa de alguien, en una cena en la terraza con amigos y que puede terminar de conversación y copas hasta altas horas de la madrugada. Y nosotros tan felices: al día siguiente el despertador no dará la lata. Así que si el plan en una cena con amigos en su casa, en su azotea o su jardín, veamos alguna idea fresquita.

El estilismo que elijamos dependerá del tipo de plan, ya que no todas las fiestas con amigos son iguales:

  • Si el plan es para comer: nuestros amigos nos invitan a una comida al mediodía que seguramente se alargue hasta la noche, pero que originalmente comienza de mañana. Entonces acertaremos con un vestido a la rodilla y unas cuñas de cierre al tobillo. Una horquilla en el cabello y un bolso de mano. También es válido un short con cuñas de esparto y blusa amplia, de seda.
  • Si el plan es una cena en una azotea: un vestido largo, de seda, estampado o en tye-dye, con un chaleco corto sin abotonadura, un pañuelo en el cabello y un brazalete ancho. Un maxicardigan de punto finito por si refresca y unas sandalias planas. Ideal tanto para una cena informal como para que si de repente la música sube y los mojitos caldean el ambiente.
  • Si el plan es una cena barbacoa, con jardín alrededor: una falda larga y un tank top. Sandalias planas y maxicollares, con un maxicardigan para el fresquito. También es válido un pantalón de cintura alta y pata de elefante con una blusa de manga corta, bolso bandolera y el cabello recogido con algún prendedor original.

Al fin y al cabo, compartir esos momentos especiales con nuestros amigos o familiares son los mejores recuerdos que podemos conservar.

No se te ocurra: si la cena es en un lugar en el que hay césped, entaconarte en exceso y mucho menos si es con tacones afiladitos, de aguja. Destrozarás césped y tacón. Al menos le dejarás a tu amigo el jardín preparado para sembrar las flores de la próxima temporada.
Si te invitan a comer en casa de amigos y es algo organizado en un plan en el que no entra ni playa ni la piscina, no se te ocurra aparecer en bikini y pareo. Un poco fuera de lugar, la verdad.
Desabrigarte. Los jardines suelen ser fresquitos a altas horas de la noche, así que cuenta con ello y llévate una chaquetita para que no se te agüe la fiesta.
Las lentejuelas o las sedas extremas, las blazier… cualquier prenda ideal para un fiestón en toda regla. Pero totalmente fuera de lugar en eventos de caracter informal.
Un traje de chaqueta. Vale que te encante, que sea lo más elegante que tienes… pero lo que no tiene es sentido alguno. Vamos, que es una tontería. Antes es preferible un vaquero con camiseta.

Lo encontrarás en: el vestido es de Orla Kielypara Hameväki.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.