Entrando en pista

El término “sudar” probablemente sea el que tenga menos glamour del mundo. Evocamos imágenes de lo más sucio. Incluso podríamos llegar a oler esas mismas imágenes. Sin embargo, la palabra “gimnasio” es como ideal. “Voy al gimnasio” equivale a un “me cuido”, que temas de salud aparte, está tan en boga. Ni que decir tiene que decir “voy a clases de pádel” ya es el súmumm del chic deportístico. En nuestra mente aparece el magnífico e idílico monitor de dicho deporte al que miraremos arrobadas pensando en si esos músculos que se mueven tan atléticamente bien, podrían ser directamente teletransportables al varón que nos aguarda en nuestros hogares. Por supuesto, que a pádel nos apuntamos porque es un deporte aeróbico de lo más sano. Parece que tanto en un gimnasio como en unas clases de pádel podremos mantener nuestro glamour. Sí, es cierto. Pero que no se nos olvide que allí también sudamos. Con todo lo que ese término evoca.

Si no somos deportistas consumadas y el tema gimnasio es algo que practicamos de cuando en cuando o justo en el momento en el que la operación bikini nos llama, está claro que controlaremos lo justo el código en cuanto a atuendos se refiere. Por otro lado, tampoco nos convendrá realizar una inversión desorbitada para que permanezca después durmiendo en el fondo de nuestro armario. Dicho esto, veremos cómo salir airosa con nuestros recursos, para acudir a una clase de pádel.

Fundamental en estos casos es la pala de pádel. Ahí sí que es conveniente no jugársela. Básicamente, para no lesionar nuestros hombros, brazos o muñecas. Debemos dejarnos aconsejar por un especialista y hacernos con una que se adecúe a nuestras características físicas y a nuestro nivel de juego.

Lo mismo con el calzado. Que sujete nuestros tobillos. El pádel es un deporte rápido ya que la pista es pequeña. Unas buenas zapatillas protegerán incluso nuestras rodillas. Si de algo tenemos que estar agradecidas a que esto del deporte se haya puesto de moda, es que el diseño también ha llegado a sus prendas. Por eso, podremos hacernos con unas zapatillas seguras y bellas como las Yashila de Stella McCartney para Adidas.

En cuanto a la ropa, el abanico es más amplio. En el ámbito profesional, lo habitual son faldas con short integrado. Pero no somos profesionales. Lo más seguro es que tampoco nos apetezca lucir tanta pierna. Así que la mejor opción es aquella que nos permita movimiento, que nos transmita seguridad y sobre todo, que transpire. No olvidemos el concepto de sudar. Los algodones son una buena opción si no queremos invertir en tejidos más evolucionados y específicos. Lo más sencillo es echar mano en nuestro armario de unos leggins pirata, una camiseta sin mangas y una sudadera de capucha, muy útil para no enfriarnos tras el ejercicio. Fundamental la ropa interior y los calcetines.

Si aprender algo nuevo es siempre complicado y conlleva algunas sesiones de ridículo, intentemos por tanto pasar desapercibidas en cuanto al atuendo se refiere. Que se adapte en la medida de lo posible (y de nuestro bolsillo) a las circunstancias. Para lo demás, ya está el monitor. No todas nacemos siendo Sharapovas.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: llevar prendas de tejidos que no transpiren, como las lycras. Son incómodos e insanos.
Lucir el pelo suelto. Recógetelo o apártatelo de la cara en la medida de lo posible.
Utilizar prendas poco elásticas. Siempre y cuando no pretendas tener rozaduras varias, claro.
Jugar sin calcetines. Y si lo haces, avisa a tus compañeras de vestuario.
Ir enjoyada. No sólo porque puedas perder alguna, sino por tu seguridad y la de tus compañeros de juego.
Acudir escotada. ¿Sabrina en una cancha? prefiero no imaginármela…
No vigilar tu ropa interior y llegar con tu Wonderbra y tus braguitas de encaje. Las prendas ceñidas se caracterizan principalmente por marcarlo todo. Tu verás lo que quieres.
Caracterizarte. Salvo que lo hagas con sentido del humor, aparecer emulando a MacEnroe no te convertirá en profesional de las pistas.

Lo encontrarás en: desde versiones baratas y para salir del paso en Oysho, PG Sport y Decathlon, hasta prendas más sofisticadas y profesionales en Adidas, Nike, Reebok, Puma y Fila. No dejes de releer el post de Moon sobre la ropa deportiva. Toda una experta en el tema.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.