¿Cómo me lo pongo?: Tweed and shout

Que sí, que sí, que la canción no se titula de este modo. Pero la tontería viene al pelo para la consulta que formula Beatriz sobre esta chaqueta suya, en blanco y negro, de tweed. La idea es exprimirla al máximo en este invierno que se presenta frío frío en esta semanita.

La chaqueta es muy versátil y sobre todo, camaleónica. Se adaptará a la perfección sea cual sea el estilismo que busquemos. Por ejemplo:

  • Para ir a trabajar: combínala con un pantalón tobillero negro, calcetín de plumeti, salón negro alto y blusa de seda con lazada al cuello y manga larga japonesa en crudo (como las que propone Zara).
  • Para pasear una tarde: con un pantalón vaquero de tiro alto. El denim que sea oscuro. Con una camisa de cuello alto de aire romántico, en azul claro. Y zapatos oxford de tacón.
  • Para una noche informal: con unos shorts vaqueros, medias de plumeti o tupidas (según gustos y temperatura) y camiseta navy. O con medias tupidas y botas over-the-knee. Ponle un colgante de Les Jumelles para darle un aire vintage.
  • Para una noche elegante: con un vestido negro, entallado o semientallado (y si es de piel, mejor) adornado por un cinturón-fajín de plumas en verde. Los zapatos, unas cuñas geométricas exageradas.

El frío es la disculpa perfecta para ponerle un poco de color al conjunto. Los foulard muy grandes, colocados de manera informal, podrán ser en color berenjena, verde oscuro, azul, teja o fucsia. Lo mismo con los broches. ¿Qué tal una Lulaila?

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: combinar la chaqueta con azul marino. Es muy agradecida con todos los colores del universo, pero con el azul marino se lleva mortalmente mal.
Ponértela con vestidos abullonados y ceñidos a la cadera, estilo años 20. Un trocito ahí suelto en el medio en modo saco bastante poco favorecedor.
Ser una aburrida de los vaqueros y las faldas lápiz. Juega con un vestido de piel, pantalones pitilleros, shorts, faldas de tul…
Con un vestido de paillettes. No la termino de ver…
Llevarla con un vestido de flecos en beig. Esas mezclitas, esas mezclitas.
Nada de botas de punta afilada. Están hipermuertas. Y las over-the-knee con clase, por favor. Que hay cada experimento de pseudoante que daña la vida.
Quedarte en un simple jersey de cuello vuelto. Si quieres tirar de un básico, apuesta por otro lado, y entonces ponte unos pantalones masculinos de talle alto.

Lo encontrarás en: la chaqueta de Beatriz es de la línea U de Adolfo Domínguez. El look de la derecha, de Zara.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.