¿Cómo me lo pongo?: A las chapas

No estaba nada mal aquéllo de ser infante y no tener más preocupación que jugar. Esto de ser mayor no es lo mejor del mundo, la verdad. En fin, al menos tiene sus recompensas, como la de disponer de capital que invertir en tiendas de ropa variadas. Sabrina por ejemplo, se ha comprado hace poco este chaleco de tachuelas y quiere sacarle el máximo partido posible. Vamos a jugar a darle ideas.

El chaleco en cuestión es una pieza corta, pesada porque está recubierta de tachuelas y en color topo. Con esto, lo combinaremos:

  • Con un vestido corte túnica, de escote redondo amplio y manga abullonada de corte francesa, en algodón, y unas sandalias en corte T.
  • Con un blusón amplio, de escote ceñido con un cordón (como las túnicas de mesonera), short y sandalias gladiadoras sin brillos.
  • Con un vestido largo, de tirantes, y maxipulseras.
  • Con una blusa de corte recto y unos pantalones harem, con cuñas altas.
  • Con una blusa de corte recto y baggy pants, ambos blancos; y sandalias planas.

Y de bolso… algo como el Somerset Small Pouch de Mulberry.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: con una túnica de seda. Este chaleco es una prenda demasiado informal como para combinarla con este tejido y unos taconazos. Vamos, que te cargas el estilismo.
Más tachuelas. Nada de cinturones a los SJP, ni bolsos tachuelizados, ni sandalias Balmain. Demasiada metralla junta.
Con cualquier prenda que requiera un cinturón a la cadera. Este chaleco con esas mini dimensiones y con ese peso necesita vuelos, prendas etéreas que quedarán ya acopladas al cuerpo por el peso de dicho chaleco.
Con una camisa blanca normalita y unos vaqueritos. Así en plan voy normalita pero me siento moderna porque llevo una prenda moderna encima. Sí, moderna y desubicada.
Con zapatillas Victoria y con cualquier zapatilla de deporte en general.
Llevarlo con estampados extremos. Desde lejos puedes parecer un borrón.
Combinarlo con falda lady. Antes prefiero bata de casa y chándal.
Ponértelo con un traje sastre para informalizarlo. Bueno, si quieres informalizarlo más brutamente, ponte unas gafas de bucear.
Con lentejuelitas. Lo mismo que con los estampados: mata la vista.

Lo encontrarás en: el chaleco de Sabrina es de Cortefiel.

Por cierto: no os perdáis el rediseño de la nueva web de Chicísimo, más chic que nunca. Centrada en los estilismos diarios de blogueras de todo el mundo (tú también puedes protagonizarla, visita la web e infórmate sobre cómo hacerlo) y con una nueva sección interesantísima: Chicísimo novias. Vais y me lo contáis. Negrita

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.