9 riñoneras con estilo para no parecer un gorrilla

Escuchamos riñonera y acto seguido se nos viene a la cabeza la imagen de un gorrilla con su chandal. La relacionamos directamente con lo hortera. Pero las modas son así de caprichosas y a veces hacen también cosas buenas con lo que pensamos que solo pertenecería a los inframundos. Como las riñoneras, que podemos encontrar de todas las formas y estilos, para todos los gustos y siluetas.

Por supuesto que no tiene que gustarte. Que no es obligatoria. Puede que incluso la detestes. Fantástico. Pero puede que te tiente y que no tengas claro por dónde empezar. Por eso, he seleccionado 9 modelos de riñonera que quizás te alegren los días de verano.

  • Las informales: en tejidos blandos, ideales para llevar no solo en la cintura, sino en bandolera. Lo que las convierte en perfectas para chicas de cadera ancha. Le dan un punto informal a un vestido de flores y alegran uno sencillo de camisa y vaquero. Y resultan especialmente cómodas para hacer turismo o ir de conciertos. En terciopelo mostaza (1), de neopreno (2), con logo visible (3) o grande y con muchos bolsillos (4).
  • Las arregladitas: en piel o similar, suelen ir asociadas a un cinturón, para llevar sobre la ropa y matar dos pájaros de un tiro: bolso y cinturón. De coco tipo bolsillo (5), estilo limosnera (6), de aire rústico (7), acolchada (8) o redonda (9).

No se te ocurra: elegir el modelo que no va contigo. Evita los modelos tipo cinturón si tienes mucha cadera y poco pecho.

Riñonera no es sinónimo de cintura. Prueba a llevarla tipo bandolera, cruzada por delante. Es altamente favorecedora.

Cutres. Mejor de tejido que plasticosita.

Comprarla porque se lleva. Solo si obedece a tu estilo.



Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.