Recomendación estilo: cómo llevar una camisa oversize



Las camisas oversize son ese tipo de camisa que queda algo grande, de aire masculino, como si la hubiésemos elegido una o dos tallas más grande aunque en realidad sea de la nuestra. Tanto en blanco, azul como en rayas azules; es un buen recurso de armario para que nos quede un conjunto menos “plano”, menos básico, con un poco de estilo adicional. @tamynav pregunta maneras de llevarla y aquí van las recomendaciones:

  • Se lleva por fuera de la prenda superior: totalmente por fuera si la parte de abajo es un legging o un pitillo muy ceñido (y la cadera o el culo no son nuestros puntos fuertes). Con la manga algo remangada (de forma desigual) y completamente suelta abajo. Ideal con unos botines de aire cowboy, con unos botines de tachuelas, unas botas chelsea, unos mocasines o unas deportivas.
  • Es la aliada perfecta de los vaqueros: tanto los pitillos como los nuevos modelos. Los mom fit son esos que recuerdan a los que llevábamos en los 90 (abolsados en la zona de los bolsillos, de cintura alta, un poco más flojitos y largo al tobillo) y los boyfriend, que recuerdan a los vaqueros de chico (no tan altos de cintura, más “pegados” en la zona de la cadera, también tobilleros) son un perfecto compañero de las camisas oversize. Las llevaremos por fuera pero remetiendo la parte central de la camisa. Que parezca casualidad. Y el look se completa tanto con zapatillas de deporte, botines, mocasines, zapatos salón de tacón, sandalias, etc.
  • Se acopla a cualquier prenda de abrigo. Tanto una gabardina, abrigo de pelo, una parka, un abrigo de cuadros de aire masculino, una cazadora de piel… y el hecho de que la cazadora quede más corta que la camisa ayuda a estilizar ópticamente.
  • También queda muy bien con faldas. Tanto plisadas para disimular que el plisado ensancha la cadera (aquí la camisa va un poco por dentro – un poco por fuera) como para poder llevar faldas tubo sin marcar demasiado (aquí la camisa va completamente por fuera). 

Pero lo fundamental y prioritario es que te veas con ella, que te la pruebes delante del espejo y que te guste.

No se te ocurra: Si no te identificas… entonces déjala en donde está. No está hecha
para ti. Y no pasa nada. Cada uno tiene su estilo, su gusto y
preferencias. Y no podemos dejar que sean las modas las que nos limiten y
frustren.

Dejar de ponértela porque tienes mucho pecho. En absoluto. Con mucho pecho también funciona. Evita las versiones en las que no puedas remetarla un pelín para que no quede la parte superior tan voluminosa. Pero si juegas con el poco metido, quedará fantásticamente.

Pretender que te dure la vida entera. Las camisas de popelín (y sobre todo si son blancas) envejecen muy pronto. Es muy complicado que una camisa vaya a durar la vida entera. Los lavados y el uso las envejecen. Así que renuévala tan a menudo como sea necesario.

Abusar de lycras y poliésteres. Cuanto más de algodón sea, mejor.

Lo encontrarás en: la camisa 1 es esta, la 2 esta, el mom fit este y el boyfriend aquí.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Forma parte de nuestra comunidad Instagram

Comparte #elestilario #noseteocurra #privilegioEstilario #perlaestilaria #compraestilaria

lo que importa es la percha

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.