Ponte caballero

Más de una vez he resaltado la versatilidad que nos ofrece el armario del varón con el que convivamos. Además de permitirnos un descanso frente al nuestro ya más que exprimido guardarropa, nos facilita un cambio de estilismo sin gastar ni un euro. Maravilloso, en los tiempos que corren.

Que el look masculino está a la orden del día no es ninguna novedad. Aquí y en mil lugares más se hablado de esta tendencia que permanece y aún con más fuerza que durante el otoño-invierno pasado. Además de las camisas y los pantalones masculinos, las corbatas y los cinturones, nuestro armario varonil puede dar todavía algo más de sí, y ofrecernos estilismos adecuados para un día a día o una jornada de trabajo si el código lo permite.

Veamos cómo sacarle partido a un jersey de lana, cuello pico, de padre-marido- novio-hermano-compañero de piso o lo que tercie.

Un jersey, tan anodino en principio, en gris, de talla superior a la nuestra tiene más opciones de las que pensamos:

  1. La primera pasa por combinarlo con una falda lápiz de cintura alta. El jersey dentro de la falda, con las mangas levemente subidas al codo. Tacones de ante, con plataforma delantera. Para las atrevidas, sin medias. Para las frioleras, con media tupida (siempre) en gris muy muy oscuro, casi negro.
  2. La segunda es algo más informal. Lo combinamos con un pantalón vaquero de talla superior a la nuestra tal y como ya os había explicado aquí. Con un zapato plano, oxford (para las bajitas o anchas de cadera, entonces con tacón). Una cazadora de piel corte Perfecto, pañuelo grande de estampado folk (o inspiración tartán), y si me atrevo, cierro con un borsalino o con una gorra de pana.

Dos looks completamente diferentes para un mismo jersey aparentemente tan aburrido. O lady, señorita buena y sensual; o canallita-en la barra de espero. Todo depende del pie con el que nos levantemos esa mañana.

Seguid tan guapas.No se te ocurra:maneras de niña buena si vas vestida de canalla. O una cosa o la otra.
Tampoco el mezcladil de voy de mala y llevo lacitos. No me voy a vestir de canalla con dos coletas. Metámonos en el papel.
Medias dibujadas o con relieves si me pongo falda lápiz. Mejor siempre lisas.
Bolso bandolera y cruzado con cualquiera de ambos looks. Con el primero de ninguna de las maneras: ni cruzado ni sin cruzar. Con el segundo, sólo admisible si lo llevo de un único hombro.
Ponerte abalorios varios de corte infantil con una falda lápiz y taconazos cuando quieres ir de mujer sensual. Rompe el esquema totalmente y se lo carga. Eso de marcarte un broche de hello kitty no va con este estilismo en absoluto.
Si el jersey es muy grueso o muy grande, no te esfuerces en meterlo en la falda. El efecto será terrible para tu silueta. Y si lo haces, al menos procura que ese día no te hagan fotos.Lo encontrarás en:el jersey en el armario de mi padre (nunca más lo encontrará). La gorra, en Massimo Dutti.


Y antes de que se me olvide, una gran noticia. Los maravillosos y siempre sorprendentes tocados de El Jardín de Lulaila ya están en Sevilla. A partir de mañana podéis encontrarlos en Mordisco de Mujer(calle Cuna, 17). Por fin podremos probarnos las exclusivas creaciones de Marta. Así que rapidito, que vuelan…

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.