Mi día B: Pedida

Parece que fue ayer cuando os contaba el secreto que desencadenaba toda esta historia. Pero nunca os conté cómo, realmente, en privado, me lo pidió el chatín.

En nuestro punto original, como no podía ser de otro modo, no me llevó a Venecia, ni me lo pidió en una cena, ni a la orilla del mar… lo hizo (eso sí, hincando rodilla) del modo más romántico del que me lo podía haber pedido… con este anillo que veis arriba. Una “joya” de silicona con montones de luces de colores. Y os puedo asegurar que me conoce, ¡porque me encanta!

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.