Libre

Seguimos en la semana del sudor de nuestra frente. Wendy está interesada en ideas para acudir a un puesto de trabajo creativo. Es decir, en esos en los que nadie te dice cómo debes ir vestida ni te miran mal por ir con las más extrañas propuestas.

Antes de nada, aclarar que el hecho de que nuestro puesto de trabajo nos deje libertades no significa que tengamos que caer en extraños libertinajes. Y que ante todo, la imagen es importante y debemos cuidarla.

Las ideas que vamos a proponer tendrán una camiseta navy como protagonista y centro. Desplegaremos toda la versatilidad que esta prendita tiene.

  • Modo francés: con unos vaqueros muy pitillo, zapatos de cordones en color blanco y trench con foulard de algodón orgánico.
  • Modo canalla: con pantalón de cuero pitillo, botines de tacón con tachuelas y chaqueta esmoquin corta.
  • Modo formal: con un pantalón baggy de cintura alta, zapatos oxford de tacón y maxicardigan negro semi-remangado.
  • Modo sexy: con falda lápiz de cintura alta, de color negro, medias de encaje y zapato de taconazo con plataforma delantera.
  • Modo sin techo: con shorts vaqueros desgastados, media tupida, botas de cordones desabrochadas y abrigo masculino grueso. Sombrerito fundamental.
  • Modo deconstrucción: con una falda de gasa de seda en estampado floral, medias de algodón y bailarinas.
  • Modo nocturno: con leggings y botas over-the-knee planas + chaleco sin mangas largo.

Y así hasta infinito. Que no se diga que no le sacamos partido extremo a una prenda tan baratita.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: eso de “tengo un trabajo creativo” es muy relativo. En realidad, todos los trabajos son creativos porque siempre hay que agudizar el ingenio para algo. Así que no adoptemos poses, por favor.
Una cosa es vestir de manera original y diferente y otra muy distinta, disfrazarse. Cuidado que la línea es muy fina y la frontera sólo la marca la actitud.
No renuncies a tu estilo. No te van a considerar más profesional ni más creativo porque vayas vestido diferente. Si te gusta ir clásica, vete, por mucho que trabajes en el mega estudio de diseño o en la super multinacional de publicidad. Sé siempre fiel a ti mismo. Al final las poses se acaban notando.
Descuidarse. Como te dejan ir como quieras, pues vas de cualquier manera. Nada de eso. La primera que tienes que ser crítica contigo misma eres tú.
Mezclas raras con las que te sientes ridícula pero como se las has visto a alguien pues las copias. Cuidado, que hay una cosa que se llama estilo propio y que es el que marca esas pautas.
Que la camiseta sea muy versátil no significa que no la tengas que lavar. Sobra decirlo, lo sé, pero por si acaso.

Lo encontrarás: ambas imágenes son de Zara.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.