A la orillita del mar

La playa es maravillosa y versátil. Relaja (o crispa, según opiniones), divierte, es sana, aumenta nuestros niveles de optimismo. Además de todo ello, es el espacio ideal para pasarlo bien, tanto de día como de noche. Por eso es habitual que algunos de los conciertos de verano se celebren en ella. Veamos cómo estar estupendas en un concierto de playa.

Si en algo estaremos todos de acuerdo es en que la playa cansa. Y mucho. Estar de pie en la arena, caminar por ella resulta agotador. Con esto en mente, pensaremos en dos posibles estilismos:

  1. El concierto es de noche y queremos estar divinas. Un pantalón de algodón, ancho, con caída. Bajo en la cadera, con doble pliegue. De color oscuro. Combinado con una camiseta de algodón, un tank top blanco. Collares largos, una pulsera ancha de madera y otra dorada, y sandalias romanas en dorado. Para el frío, una chaqueta de punto fino, en beig y larga. El pantalón lo podemos sustituir por uno de estilo thailandés para llevar con chanclas Havaianas.
  2. El concierto empieza por la tarde y somos más atrevidas. Un mini vestido ablusonado, de tirantes y con cinturón en la cadera. Estampado en colores claros. Si es muy escotado, podemos llevar un tank top bajo el mismo. Con leggings a la rodilla y flip-flops. También unas bailarinas en plástico como las de Melissa. Para el frío, una chaqueta de punto y manga francesa.

De nuevo, el bolso es simplemente cuestión de supervivencia. Es decir, no es el accesorio estrella. Tiene que ser muy funcional, pequeño, cómodo. Así que las opciones en tela y bandolera (aunque lo llevemos sólo en un hombro, dejando que caiga largo -como en la primera de las opciones) son las más apropiadas.

No es momento de pensar en las agujetas del día después. Ya llegarán. Que la arena no empañe nuestros sueños de divinidad y de glamour bajo la luz de la luna.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: por supuesto, nada de tacones. Horror esa imagen de mujer luchando contra los elementos areniles, queriendo avanzar sin conseguirlo.
Sedas. ¿Y si terminas el concierto en el agua? La seda no debe mojarse, se estropea.
Objetos de valor, o joyas. La arena se lo traga todo. Así que es el momento de ir divina de chatarra. Al menos que no te duela en el alma perder algo.
Ultramaquillarte. Es un concierto, pero además es en la playa. No ha lugar a exceso de potingue.
Ponerte zapatos a los que tengas especial cariño y no quieras estropear. La arena los va a rayar, así que no calces tus intocables.
Llevar los pies sin arreglar. No es que sea horrible, es que es una guarrada.
Confundir rollo hippy con rollo cochino. Ser alternativo es perfectamente compatible con una ducha, con el desodorante y con los demás útiles higiénicos.

Lo encontrarás en: el pantalón de la izquierda es de Oysho. El vestido, de Pepa Karnero.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.