Herederas de Colombo

Por fin llueve en España. Éste es el titular más esperado de la temporada. Más incluso que los avances de las colecciones. Nunca pensé que diría algo semejante, pero me alegro de ver lluvia. De seguir así, en breve comenzaríamos a ofertar un tipo de turismo más cercano al del desierto de Alabama que al nuestro propio.

Llueve y además se acerca la primavera. No puede haber indicios más claros que nos impulsen a la compra, o renovación, de una de las prendas más básicas de todas las temporadas. Un imprescincible en el armario que nos soluciona una tarde lluviosa de verano, en la que una chaquetita de punto no nos sirve para nada. Hablo del trench.

El trench es el rejuvenecimiento y reinvención de la gabardina de toda la vida. Básicamente se diferencia de ésta en que se adapta a cualquier estilo gracias a la versatilidad de tejidos, acabados y cortes. Además, suelen llevar cinturones de otro material completamente distinto al que están confeccionadas. Las encontramos cortas, con forma de capa, de seda, con volumen o clásicas. Se adaptan a cualquier estilo. Y además, dotan de un toque chic a una prenda informal. O llenan de glamour un vestido cualquiera. Por lo tanto, hoy, con esta mañana tan lluviosa y pre-primaveral que nos ha tocado vivir, hablaremos de las posibilidades de un trench en nuestro armario.

Antes de hacernos con uno es importante visualizar nuestro armario y estudiar nuestro estilo. De manera que nuestra compra se adapte perfectamente a él y además, lo realce. Con esto:

  • si nuestro estilo es pop, o sixty’s. Nos encantan los colores, los vestidos de corte trapecio, los pantalones de pata ancha y talle alto; entonces nos haremos con un trench corto, capa. Incluso con manga francesa. Si lo eliges de color, será ideal. Con uno amarillo triunfaremos este verano. De complementos, nos decantaremos por collares de colores si es cruzado. Si es de cuellos redondos o a la caja, jugaremos con maxi pulseras y brazaletes de colores, aprovechando al máximo la manga francesa.
  • si somos más atrevidas, nos encantan los cortes nuevos, el estilo Prada de colores sobrios e importancia en las asimetrías y nuevos volúmenes; entonces podemos experimentar con los más nuevos y arriesgados de capuchas y cremalleras. Como éste gris que veis en la fotografía. Genial con un vestido por debajo. Para complementar, muy poco. Son prendas muy completas, con mucha presencia y protagonismo que no debemos de eclipsar. Así que es el momento de utilizar un maxi anillo solamente.
  • si somos más clásicas y nos va un estilo limpio y sencillo, pero sofisticado, elegiremos la versión de siempre renovada. Nuevos tejidos o cinturones de materiales nuevos. Botones diferentes. Forros con mucho juego. Pero el mismo corte impecable inspirado en la gabardina de siempre. La versión chic que podemos llevar con unas All Star o con unos tacones de vértigo. Ideal para las amantes de camisas blancas y vaqueros. Genial también con un vestido baby doll o túnica. Los complementos van desde un collar de argollas en latón, cuentas de madera, o piedras. O unos maravillosos pendientes, como los de la fotografía superior, discretos y originales para marcar ese look entre parisino y neoyorkino.

La lluvia no tiene por qué amargarnos un bonito día de primavera. Es más, puede ser la excusa perfecta para bailar bajo la misma. Eso sí, sin perder jamás la compostura.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: comprarte el gorro de lluvia a juego con el trench. Hay millones de posibilidades más interesantes que el coordinado total. La magia del trench reside en que es una prenda para lluvia que no parece que sea para lluvia.
Hacerte con un modelo que no se adecúe no sólo a tu estilo, sino tampoco a tu cuerpo. No es un abrigo. Apenas esconde, así que elige uno que te defina. No lo hagas simplemente porque sea el que más se lleva.
Recargarlo. Pienso que la belleza de esta prenda está en su sencillez, en su capacidad de vestirnos desde fuera, casi sin importar lo que llevemos dentro.

Lo encontrarás en: son magníficos los trench de Carolina Herrera, Escada o de Prada. Las gabardinas más clásicas son las de Burberry’s. Tienes trench, de todo tipo de estilos, más económicos, en Zara (fotografía superior), H&M o Topshop. Los pendientes son una maravilla de la colección de Porque me lo merezco. No os perdáis sus pulseras estilo pandora. Lo último.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.