Euros, euros, dubidú

Llegan las segundas rebajas. Sucede que nuestras carteras, bolsillos y tarjetas de crédito están más que dañados por el tremendo abuso a los que los hemos sometido con tanta compra rebajil. Pero es muy cierto que los remates finales hay que aprovecharlos y no dejarlos escapar. Compensa realizar un último esfuerzo, sobre todo, si está bien planificado y constituye una buena estrategia de cara a la próxima temporada otoño-invierno.

Hay gastos que no compensan. Son modas pasajeras que no rentabilizamos y que están condenadas a convertirse pronto en un estórbo más en nuestro armario. Sin embargo, hay otras que vivirán un tiempo largo. Por lo que recomiendo que, a éstas últimas, destinéis vuestro esfuerzo eurístico final. Principalmente, adquiriendo piezas buenas, auténticas, de firma o por lo menos, alejadas en la medida de lo posible de imperiores clonadores varios. Es decir, hacernos con lo habitualmente prohibitivo, a un precio más que razonable (gracias míster 70%). Por lo tanto, hablaremos hoy sobre cómo rentabilizar nuestros euros en las últimas rebajas.

Mi recomendación se centra en los accesorios. Bajo mi punto de vista, convierten un look sencillo, sin estridencias, en algo más personal, individual y elegante. Siempre y cuando estén bien elegidos. De lo contario, lo destruyen. Una camisa blanca y un pantalón vaquero no son nada del otro mundo, dicho así. Pero, ¿y con un Downtown de YSL y botines bajos de tacón? Los cinturones, collares, pañuelos, bolsos y zapatos están para hacernos la vida más fácil. Porque unos zapatos podemos llevarlos una y otra vez. Y un bolso, todavía más. Pero un vestido, por muy impresionante que sea, si es demasiado colorista o con un diseño muy exclusivo, no podremos repetirlo hasta la saciedad. Nos haríamos un pelín vistas.

Con esto, me inclinaría por lo siguiente:

  • en cuanto al calzado, recomiendo invertir en un par de zapatos bicolor, con tacón cuadrado y altos. Pueden ser cerrados o con los deditos al aire. La plataformita delantera me parece ideal. Y los podéis elegir en blanco+negro, blanco+rojo, crudo+rojo o mis preferidos: beig+naranja+marrón. Otra opción son las botas. Siempre vuelven las amazona. Por comodidad y por versatilidad. Pero si queréis algo nuevo, decantaos por las sueltas, algo arrugadas, en plano o con tacón cuadrado. Preciosas tanto con faldas como con pantalones, y también muy cómodas.
  • elegir un sólo bolso que nos salve la temporada es difícil. Sin embargo, un buen shopping bag o midi/maletín son tamaños ideales que van casi con cualquier look. Yo propongo uno de color gris. Me parece un must que volverá y volverá. Es un color neutro que funciona bien combinado con cualquier otro. Y puede ser sobrio, elegante o muy informal. No condiciona apenas.

Ahora es el momento de salir a la calle a explorar. Es importante hacerlo con paciencia, sin dejarse llevar por supuestas gangas que se quedarán en eso, una mera ganga sin uso alguno. Paciencia para buscar la joya que nos cautive, la que sepamos que vamos a usar hasta la saciedad no sólo lo que queda de temporada, sino también, la que viene. Suerte. Ya me contaréis.

No se te ocurra: comprarte esas botas de tacón finito, punta afilada y cremallera lateral, de piel. Buffff, qué fatiga me dan… Han tenido su momento, pero ya no. Y mucho menos, ponértelas con faldas o con los vaqueros por dentro. Apuesta por las planas, y sueltas.
No te compres bolsos o zapatos con tachuelas. Aparte de que opino que no poseen elegancia alguna (es mi opinón, no una verdad absoluta), desaparecerán igual que desaparecen esas modas puntuales. Si estás muy empeñada en uno, entonces ataca al de Zara. Pero no inviertas en uno de Givenchy. Lo mismo, con modernidades varias como “vivan los 80”, “me mola el print y lo lleno todo de muñequitos” o las barras y estrellas.
Si no te puedes comprar los auténticos (lo sé, el tema euros está complicado), vete a Zara. O a cualquiera del estilo. Pero no compres imitaciones. Siempre se notan.
No te ciegues y arrases en Blanco con ciento cincuenta mil pares de bailarinas. No son un fondo de armario. No te salvarán de ningún apuro.

Lo encontrarás en: los zapatos de la fotografía son de Ivana Omazic para Céline. El bolso gris es de Paulo Melim Andersson para Chloé. Tienes zapatos bicolor también de Sara Navarro, de Prada y Vince Camuto. Los bolsos grises también los encontrarás en Bimba&Lola (pero no hacen rebajas en bolso…), el modelo San Remo de Carolina Herrera y las maravillas de piel blanda de Miu Miu. Las botas, son muy bonitas las de Fornarina.
Si los euros no están de buen humor, apuesta por los clones de zapatos bicolor de Zara (sobre todo, los beig+naranja, impresionantes), los bolsos grises de Zara y Massimo Dutti.

Seguid tan guapas.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.