Logoestilario Af 1

El Recetario: Lasaña de espinacas

Yo no soy mucho de espinacas. No me gustan las verduras de hoja cocinada, sólo en ensalada. Sin embargo, esta forma de comerlas, me gusta y mucho. Es muy suave, muy fácil y perfecta para comer espinacas sin darse cuenta. Viva la lasaña de espinacas.



Ingredientes

Espinacas congeladas, picadas

Placas de lasaña

1 diente de ajo

Aceite de oliva

Sal

Nuez moscada

Leche

Mozzarella rayada

Harina

Preparación

1. Poner una olla con agua y sal a hervir. Cuando rompa a hervir, echar las espinacas y cocinarlas el tiempo que estipule el paquete (unos 5 minutos).

2. Escurrir las espinacas y reservar.

3. Preparar la bechamel: poner en un cazo dos cucharadas de aceite de oliva a calentar. Añadir tres cucharadas de harina, sal y una pizca de nuez moscada. Remover hasta tostar la harina. Incorporar dos vasos de leche y remover a fuego medio hasta que espese. Con la batidora eliminar grumos.

4. En una sartén echar unas cucharadas de aceite y el diente de ajo. Calentar.

5. Añadir las espinacas y saltear para que tomen el sabor.

6. Echar unas cucharadas de bechamel para hacer una crema suave.

7. En una fuente, colocar las placas de lasaña e ir haciendo pisos con las espinacas. Cubrir con bechamel y mozzarella rayada.

8. Con el horno precalentado a 200ºC, cocinar según necesiten las placas de lasaña.

La variante

Añadir piñones o pasas a las espinacas.

Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.


¿Conoces “No llores patito”? Echa un vistazo a las propuestas que María y yo tenemos para mamás y bebés con estilo.

Compartir:

Últimas entradas

Nube de etiquetas

Reconecta con tu estilo, contigo y con tu armario

Suscríbete a la Comunidad Privilegio Estilario