El Ideario: Co-protagonista

Co-protagonista porque está claro que el protagonista en el bautizo es la criatura. Pero no se puede negar que la madre de la ídem también tiene un papel señalado ese día. Charo pronto bautizará a la suya, y quiere alguna idea, porque además, no es tiempo el que le sobra.

Lo más cómodo es un vestido. Pero no tendremos que renunciar a los pantalones, si nos sentimos mejor con ellos:

  • Con un vestido de seda, de color liso, en granate, pero con algún adorno especial. Combinado con color gris antracita: medias tupidas en gris antracita, zapato de tacón en ante de igual color, bolso en plata, de colgar al hombro y abrigo negro. O chaqueta de pelo de largo a media cadera, por ejemplo.
  • Si preferimos los pantalones, podemos optar por un pantalón recto de largo al tobillo o largo simplemente (según nos favorezca más), con una chaqueta de doble botonadura y un zapato abotinado o un sencillo salón, y bolso también al hombro. Podría ser todo en negro salvo la chaqueta de color. O todo en camel, salvo la chaqueta de color.

Y a pasarlo bien.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: taconazos modelo andamio. Con un bebé en brazos tanto tiempo y caminando por iglesias empedradas podría ser de alto riesgo.
Las carteras de mano son bastante poco operativas. Mejor las que se puedan colgar al hombro.
Las medias de rejilla no las encuentro lo suficientemente decorosas. Así que olvidándose pero a la de ya.
Chales. Ejem. Al olvido junto con las medias transparentes.
Un bautizo suele ser un acto muy familiar (aunque cada vez los hacen más parecidos a las bodas) así que tampoco es necesario vestirse con gran ceremonial. Pero tampoco se trata de sacar el trapillo y lucir nuestros jerseys con sus mejores bolitas.
Ni ir en vaqueros.
Ni en zapatillas de deporte.
Ni en botas de agua.
Los collares. Un bebé en brazos puede convertir un collar en un arma de destrucción masiva.
El cabello hay que arreglarlo. Puedes llevar algún adorno, del estilo de una diadema o un tocado pequeño. Pero no te plantes ni tocados excesivos ni pamelas.

Lo encontrarás en: la primera fotografía es un vestido de Hoss Intropia y bolso de Uterqüe. La segunda, conjunto de Purificación García y zapatos de Cuple.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.