El Grand Prix del verano

No. No va de gente corriendo delante de vaquillas, ni de disfraces de gomaespuma. Va del furor de la Fórmula 1 que amenaza con desvanecerse si el R28 de Fernando Alonso no empieza a pelearse más allá de la octava posición. Va del Gran Premio con mayúsculas, de uno de los deportes con más glamour de la actualidad. No en vano compiten escuderías como Ferrari o McLaren Mercedes, que con esos nombres ya nos queda más que claro que lo que no faltan son los euros.

En breve aterrizarán con todo su ruido en Barcelona, en Montmeló. Más concretamente, el 27 de abril, día de la carrera. Bastante antes de lo que se celebró el año pasado, por lo que el calor (otro de los grandes enemigos de la jornada) no será tan aplastante como en otras ocasiones. Si el próximo 27 está dentro de nuestros planes el pasarnos por Montmeló, veremos cómo acertar y disfrutar con la máxima comodidad posible, vistiéndonos para una carrera de Fórmula 1.

Antes de nada, no es lo mismo visionar la misma desde el Paddock con su catering y todo, que desde Pelouse, rodeaditos de campo, de gente y de calor, con esperas interminables y poca visibilidad. De todos modos, la propuesta es fácilmente adaptable a sea cual sea la tipología de entrada de la que se disponga.

Decía que este año no está asegurado ese enorme calor que suele caracterizar al circuito. Aunque de todos modos, lo hará. Así que jugaremos con prendas versátiles que nos permitan readaptarnos según evolucione el día. Ya que habrá que salir temprano, y mientras no caliente el sol hará algo de fresquito, aconsejo un foulard muy fino, que llegado el momento no resulte molesto cargar con él. También una chaqueta de punto o un jersey. Si vemos que el día amenaza lluvia, un trench informal en color gris como los que propone H&M. La base la constituyen unas bermudas anchas, de algodón y en color blanco. Aunque es un color manchadizo, hay que tener en cuenta que no absorbe el calor. Para las manchas existen recursos maravillosos. En la parte superior llevaremos una camiseta de algodón, también de colores claros.

Para nuestros pies, es aconsejable un calzado cómodo y fresco. Por ejemplo, estas sandalias que propone Camper. Con una pequeña cuña que resultan más cómodas para las esperas de pie, y sobre todo, de piel blanda. También son admisibles unas bailarinas de ante bicolor de Puma, según nuestro estilo.

Del bolso deberíamos de olvidarnos. Podemos en todo caso, decantarnos por algo estilo bandolera, en loneta o nylon. La mejor opción, sin duda, un Funny Pack (riñonera de toda la vida) como las maravillosas de Gucci o de Louis Vuitton. Fantástica ésta que luce Yose.

En resumen, se trata de ir cómodas, de mitigar en lo posible el calor (o la lluvia, que esperemos que no aparezca), y sobre todo, de no perder la compostura. Que por muy malas que sean las condiciones, nosotras no dejaremos de estar estupendas y maravillosas.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: olvidarte de llevar una gorra. Fundamental. Por supuesto, elige alguna discreta, en ningún caso llena de logotipitos a rabiar (y menos si son falsos) o con strass brillante a muerte. Si llueve, un gran paraguas será imprescindible.
No comprar tapones para los oídos. Esenciales si quieres conservar tus tímpanos. El ruido puede llegar a ser ensordecedor. Inimaginable. Aún con ellos, es una locura…
Dejarte las gafas de sol en casa. Acelerarás la salida a la superficie de tus patas de gallo. Por si acaso, no te las olvides. Decántate por un estilo aviador, que van más con ese look informal que lucirás.
Llevarte el bikini. ¿Has visto el mar o la piscina en medio de la pista? No. Pues entonces déjate el bikini en el hotel y ya te darás un baño al llegar.
No ponerte protección solar. Aunque veas que no hace mucho sol, póntela igualmente. Más vale prevenir.
Evita llevar chanclas. Por ser demasiado planas pueden cansarte más. Si llevas zapato o bailarina, que sea de piel. De no ser así, con el calor y el número de horas puedes desarrollar ampollas del tamaño del circuito al completo. El calzado que elijas habrá de ser cómodo. El día de la carrera seguramente tengas que subir andando desde el pueblo hasta el circuito. Y es un paseíto…
Tacones. Ni en el Paddock. Seguramente haya mujeres que los lleven. Yo no los aconsejo, están fuera de lugar.
Lucir prendas excesivamente cortas, como minifaldas o minishorts. Sobre todo si estás en Pelouse, que tendrás que sentarte en el suelo.

Lo encontrarás en: las bermudas son de Massimo Dutti. El foulard, de artesanía mexicana.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.