El Bellezario: Tintes y baños de color

Hace casi un mes viví mi primera experiencia baño de color. No es que esté llena de canas, pero tengo esas poquitas a mala leche colocadas donde más me las veo. Así que me decidí a exterminarlas de la mejor manera posible. Ese día, compartí mi experiencia en Facebook y una de vosotras me pidió una entrada dedicada a estos temas. Así que aquí va un poquito sobre tintes y baños de color.

Yo os hablaré de mi experiencia en Alfonso Delgado. Tuve la oportunidad de conocerlos gracias al blog y después de eso, me he hecho una fiel clienta. Nunca pensé que pudieran ser tan buenos profesionales (y ya os contaré cómo me tienen la piel. Lo grito a los cuatro vientos, me la veo fantástica y eso que sabéis que la tengo sensible). A su gerente, Esperanza Ruciero, le pedí información sobre baños de color y tintes para poder contaros las cosas con rigor.

Si no tienes canas pero te apetece cambiar un poco el aspecto de tu pelo, puedes aplicarte un baño de color. Aporta mucho brillo, se ve muy natural porque respeta tu color y enmascara las pequeñitas canas que empiezan a aparecer.

Si tienes ya tus primeras canitas, lo suyo es un baño semivegetal. No agrede el cabello (y el cuero cabelludo no pica) pero cubre perfectamente esas canas sueltas. Es fundamental trabajar con buenos profesionales para que sepan encontrar el color de pelo que buscamos, el tono exacto que nos va. En mi caso, quería que fuera exactamente mi color de pelo. Y así quedó. Nadie notó el cambio pero dejaron de pulular las canas.  

Para las que tengáis muchas canas o el pelo ya casi o totalmente blanco, existe la coloración sin amoníaco y la coloración convencional.

 

Además de los tintes, hay muchas más opciones, como las archiconocidas mechas californianas. Que en verano y bien aplicadas, dan un aire muy interesante a las melenas.

Algo que sí he aprendido es que es fundamental elegir un sitio de confianza, con buenos profesionales. No sólo por la calidad de los productos que usen (aparentemente, el tinte queda igual, pero nuestro pelo sufre, se estropea, se reseca el cuero cabelludo, aparece caspa, pierde brillo, se ve estropajoso… seguro que alguna vez os lo habéis visto así) sino también por la confianza que da saber que quien te va a poner los colores en la cabeza sabe lo que hace y una vez que pases por el lavacabezas no te vayas a llevar el susto de tu vida.

Yo me fío de Alfonso Delgado. Tienen varios centros en Sevilla. Busca el tuyo aquí. Al que yo voy es al de Virgen de Luján, 11.

Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.


¿Conoces “No llores patito”? Echa un vistazo a las propuestas que María y yo tenemos para mamás y bebés con estilo.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.