¿Cómo me lo pongo?: A sus puestos

Son leggings aunque recuerdan más a los pantalones de montar. Así son estos pantalones que tiene Ainhoa, en color verde caqui. Con cierto aire militar, a los que quiere sacar el máximo partido sin caer en las combinaciones más habituales, tanto para trabajar como para momentos más distendidos.

Las combinaciones de color son variadas (púrpuras, fresas, beige, nude, camel, negro, blanco, calderos), del mismo modo que los conjuntos a idear:

  • Rock: con una cazadora de piel, tanto biker como estilo perfecto. Botines de cordones de cuña, con el tobillo vuelto, y camiseta de algodón algo amplia. Si hay juego de largos, mejor.
  • Primavera: cuando empiezan las lluvias ligeras con temperaturas suaves, genial con una blusa, unos zapatos planos de cordones, collar babero y una gabardina.
  • Invierno: y si seguimos en invierno, con unas botas planas, de ante, de media caña o caña alta. Jersey de punto de largo casi cubriendo la cadera al completo, cinturón fino a la cintura y parka.
  • Distendido: paseítos con una camiseta de algodón con estampado, chaqueta de punto maxi o cazadora vaquera y bailarinas. Y pañuelo grande al cuello.
  • Trabajo: con blazer y salón a juego (una opción que ella propone), siempre y cuando bajo la blazer vaya una blusa de seda, sencilla, en blanco. Con un colgante para mantener ese aire minimalista. Para el frío, ponte un chaleco de pelo sobre la blazer.

Y a sacar las armas. Que aún estamos a miércoles y aún queda mucha guerra que dar esta semana.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: combinar el caqui con marrón es un poco “soy un árbol”. Le tengo especial manía particular.
Las botas esas de principios del año 2000, con punta, tacón medio y cremallera lateral deben morir por unos años más.
Con las UGG. Lo siento, ya no es sólo cuestión de aversión personal, es que a muy pocas personas les quedan bien unos leggings con esas botas.
Si aún no puedes llevar los pies al aire, renuncia a las bailarinas. No favorecen tanto este tipo de pantalones como con los pies desnudos.
Si tu fuerte no son ni los muslos ni el trasero (o sea, culo), elige siempre prendas que te lo cubran, como amplias camisetas deconstruidas que tanto se llevarán en primavera.
Cuidadito con los leggings y los taconazos. Demasiado princesas de barrio.

Lo encontrarás en: los pantalones de Ainhoa son de Sandro. El conjunto de la derecha, de Bimba y Lola.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.