¿Cómo me lo pongo?: Palo, palo

Recuerdo el día que se casó mi hermana. Recuerdo la ilusión de prepararlo todo y de buscar el modelito más bonito del mundo. Para María ese momento es con la boda de su hermano. Y tiene un vestido largo que lucir.

El vestido de María es en color rosa palo, de corte imperio, en gasa de seda. Aunque hace calor, quiere algo para cubrirse por si refresca, puesta que la boda es de noche.

  • Mucho color. Para que no quede tan lavado, una chaqueta de largo a la cintura y manga francesa, sin cuellos en color coral. Loszapatos, también en rosa palo para que mantengan esa continuidad con el vestido.
  • Suave. El punto del vestido es el aire romántico que tiene. No está mal explotarlo con una capita de plumas de avestruz anudada con lazada delantera en color rosa palo, pero un tono sobre el vestido. La cartera de mano, de lentejuelas con tonos dorados y verde agua. Las sandalias, altas, en verde agua igualmente.
  • Neutro. El tostado es una estupenda alternativa. Con una chaqueta de punto de seda de manga francesa y de largo a la cintura. Cartera de mano en rafia, tipo clutch, igualmente en tostado. Los zapatos jugarán un papel importante, y han de ser también en tostado, pero con tiras anchas cruzadas. Que se vean.
  • Brillante. Las lentejuelas en una chaqueta corta, doradas y rosa palo. Ese dorado también en la cartera de mano, rígida. Y en los zapatos, el rosa palo de nuevo.

Complementos como una diadema en el cabello son una buena idea. Y más si llevamos un recogido muy informal, o un semirecogido con la diadema formando parte de él, con aires muy griegos. Un brazaletes ancho y dorado estiliza el brazo.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: blazer no lo veo. En cambio sí me gusta una chaqueta de corte esmoquin, corta.

Ojito. Vestido largo NUNCA para bodas de día. Pavor que me da imaginarlo.

Y otro ojito. De blanco JAMÁS se va a una boda a no ser que seas la novia. NUNCA. No hay disculpa posible. Es una auténtica falta de respeto. Es importante prestar atención siempre al tono elegido y evitar los blancos, los nudes… cualquiera que se vea demasiado posible para una novia. Este vestido entraña cierto peligro en ese aspecto, por eso una chaqueta con color es fundamental para evitar confusiones ni malas ideas.

Tocados con un vestido largo, NO. Detalles pequeños, diademas… vale. Pero tocados, nunca.

Por mucho que seamos muy modernas, a una boda en una iglesia no se entra con los hombros descubiertos. Antes prefiero que os plantéis un horrorchal que ir semidesnudas.

Lo encontrarás en: el vestido de María es de Hoss Intropia. La cartera, de Zara.

* Hoy es la inauguración de The Style Outlets en Sevilla. Os lo contaré todo en twitter

Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.


¿Conoces “No llores patito”? Echa un vistazo a las propuestas que María y yo tenemos para mamás y bebés con estilo.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.