¿Cómo me lo pongo?: De plata

Una boda en mayo suele ser sinónimo de buen tiempo. Pero no así en el norte, que resulta bastante poco predecible. Luz tendrá una boda bastante importante en ese mes. Para ello tiene un vestido que esperaba más oscuro, pero que una vez en su poder ha resultado ser muy claro y ya no puede llevarlo como tenía pensado.

El vestido es largo, de escote asimétrico, en color gris muy claro. Para combinarlo hay que meterle color, con intensidad, porque si no se podría confundir con la novia (que bien podría ir vestida de gris). Colores como el verde (en cualquiera de sus variantes), el azul noche, el fresa, o el rojo. Por ejemplo (y los colores propuestos pueden modificarse por cualquiera de los que hemos visto):

  • Con unos zapatos en color frambuesa. La cartera de mano, también en el mismo tono. Y una chaqueta recta, escote a la caja, de manga francesa y de largo máximo a la cintura, en brocado plata + fresa.
  • Con unos zapatos en gris del mismo tono que el vestido (o uno por encima, más oscuro). Una lazada ancha, plana, de aire japonés, en la cintura, de color rojo. Pendientes también en rojo. Cartera de mano negra o plata. Para el fresco, estola de seda prendida a un lado, con el hombro descubierto al aire. También en rojo, del mismo tejido que la lazada.
  • Con unos zapatos en verde menta + chaqueta de seda también en este color. Maxibrazaletes que jueguen con los tonos plata, menta y berenjena. Cartera de mano berenjena.
  • Con unas sandalias en azul noche, con pedrería + chaqueta de punto de manga francesa, ribeteada con lentejuelas, también en azul noche. Una pieza coqueta, de escote a la caja, no muy larga. Cinturilla de lentejuelas azul noche, y cartera de mano plata.

Siempre intentando que los colores accesorio funcionen con protagonismo sobre el tono del vestido. Porque novia sólo hay una.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: tocado gigantón. Con un vestido largo y en una boda de tarde, los tocados grandes estilo pamela están prohibidos.
También están prohibidas ese especie de prendedores de plumitas con rafia chunga que se vende en cualquier mercería/El Corte Inglés que tiene cero estilo. Ése que se pone así en un lateral del moñito para ornamentarlo. Nada. NI DE BROMA. Mejor una horquilla de bisutería. O nada.
Medias tupidas. ¿Cómo? Con un vestido largo y en mayo ya puede estar cayendo el frío polar número uno, que no se ponen medias tupidas bajo el mismo ni en estado de grave locura.
Caer en el aire grecorromano tan sobreexplotado ya.
Combinarlo con plata. Demasiado clarito todo. Mejor algo de vida.
Pieles. Creo que ya es un poco fuera de temporada.
Y los chales. A la hoguera. Directamente a la hoguera.

Lo encontrarás en: los zapatos son de Uterqüe. La chaqueta de seda, de Lanvin.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.