¿Cómo me lo pongo?: De plano a una boda

Los tacones no son algo obligatorio. Nunca y en nada. No hay ningún protocolo escrito que obligue a que tengamos que llevar tacones. Podemos ir perfectamente bien en plano. A Elisa le gustaría ir sin tacón a una boda, vamos a ver cómo hacerlo.

Está claro que los tacones estilizan, pero no significa que sean de uso obligado. Existen multitud de sandalias planas, de las denominadas joya, idóneas para una ocasión especial. Además, nos permitirá sentirnos más seguras y cómodas si no estamos acostumbradas al tacón. Veamos con qué colores puede Elisa combinar su vestido largo, de corte griego, en verde hoja.

  • El recurso más sencillo es con los metálicos. Tanto con oro, plata, bronce o cobre. Cualquiera de esos tonos en sandalias y cartera de mano irán perfectos.
  • Si queremos mantener discreción, con azul marino en la cartera de mano (siempre clutch pequeño, nunca grandes carteras) y en las joyas que acompañen al conjunto. Las sandalias en marino con una flor de tela marino en el empeine.
  • El nude es otro de los colores apropiados. Con algún detalle en strass la combinación será perfecta.
  • Si nos atrevemos algo más, introducir color como el fucsia y el violeta. Incluso ambos a la vez.
  • Y no olvidar combinaciones en neutro con el aguamarina. Manteniendo la gama pero bajando el tono.

La cartera de mano adecuada será de las pequeñas y rígidas, lo que se suele llamar clutch. Complementos como un bonito anillo, una sencilla cadenita en gargantilla con un colgante y pendientes discretos son las joyas perfectas. El cabello recogido dará un aire más sofisticado al conjunto, para equilibrar la ausencia de tacón. Eso sí, recogidos que no nos echen años encima, como por ejemplo, un moño tirante.

Si nos decantamos por lo plano ya no hay disculpa alguna. Así que a quemar la noche. Y lo que surja.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: tocado. Con este vestido no tiene absoluta cabida. Otro asunto es un adorno en el cabello, un detalle en forma de horquilla o de peina.

Carteras de mano grandes, de piel. Un vestido largo es de fiesta, y los complementos tendrán que ser de fiesta.

Lo mismo pasa con el calzado. Plano sí, pero no nos confundamos. Que no vale cualquier cosita que nos encontremos por casa.

Ojito a las medias. Con un vestido largo no me vengáis con el fresquito del verano. Y es que ya con unas sandalias planas, de pie totalmente al descubierto es de asesinato en toda regla.

Ni moños italianos a lo diva ni tampoco melenones cardados de flequillos imposibles. El pelo es fundamental, de igual modo que el maquillaje. Hay que cuidarlos.

Lo encontrarás en: las sandalias planas son de Zara.

* If you are invited to a wedding and you have this beautiful long green-colored dress, it may be a good idea to put it with flat shoes.

* Hoy a las 13.00 h. participaré en el encuentro de bloggers en MOVE Sevilla, junto a los chicos Calamity Cool y a Alejandro de Escaparate de Moda, en una mesa moderada por Fernando Mañas de Chic too Chic. La asistencia es libre y gratuita, así que será un placer que nos podamos poner caras. Y voces. 

Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.


¿Conoces “No llores patito”? Echa un vistazo a las propuestas que María y yo tenemos para mamás y bebés con estilo.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.