¿Cómo me lo pongo?: De pesca

De entre las múltiples tendencias que nos sorprenden esta nueva temporada, la más controvertida son las botas over-the-knee o botas mosqueteras. Sin duda, atraen. Las miramos y las remiramos, con amor o con odio, pero no podemos dejar de dedicarles tiempo cada vez que salimos de compras o miramos una revista. Se trata de un complemento complicado que hay que tratar con cuidado y mesura para conseguir que brille lo que tiene que brillar. Justina lo sabe, y por esa razón, solicita ideas para sacarles partido y llevarlas bien.

Las botas over-the-knee son protagonistas. Éste es el pensamiento fundamental que hay que tener siempre en mente para que funcionen correctamente. Han de ser el punto de partida, el elemento central. Sin recargar. Además de que con vestidos o faldas han de dejar una franja de muslo al descubierto. Favorecen mucho más si dejamos que este trozo de piel se vea. Con esto, ejemplos:

1. Para la noche (mejor de tacón):

  • Con un vestido lencero, muy femenino. Bien liso, bien con un estampado de flores pequeñas para radicalizarlo. Con una blazier masculina ideal para la noche.
  • Con un vestido de paillettes, al más puro estilo Balmain, con sus hombreras marcadas o incluso asimétrico (con una manga larga y el hombro contrario al descubierto). Una chaqueta esmoquin y una cartera de mano.
  • Con un minivestido de cuero, en una versión superradical que podemos suavizar poniendo una camisa de cuadros grandes, abierta, remangada al codo, a modo de chaqueta. Y un bolso de cadena estilo 2.55 de Chanel.

2. Para el día (mejor si son planas):

  • Con un vaquero hiper slim, blazier con hombreras y camisa de cuadros entallada sobre el pantalón (no dentro).
  • Con un vestido entallado negro, sin mangas. Un collar largo y un abrigo masculino. Maxicartera de piel blanda.
  • Con un abrigo de tweed, un maxijersey y leggings.

Si tu cuerpo te lo permite, no te cortes. Disfruta de ellas. Son muy femeninas y mantienen un extraño equilibrio entre lo femenino, lo canalla y lo arriesgado.

Besísimos.

No se te ocurra: si te las vas a poner con vestidos o faldas, que sean siempre pegadísimas a la pierna. Las estilo amazona están mejor con vaqueros.
Estas botas no son aptas para bajitas o para chicas con piernas gorditas. No ayudan en absoluto.
Hiperadornarte. No las rodees de excesos porque ellas son exceso en sí mismas.
Las estrechas y muy pegadas a la pierna sobre vaqueros son para chicas delgadísimas. Si no es el caso y las quieres llevar así, búscalas más anchas. Eso sí, el estilo será diferente, más informal.
Adáptalas a tu estilo: si te va lo plano, búscalas planas. Si te van los tacones de vértigo, pues ídem. Pero no copies por copiar.
Con hebillas o cosas raras. No las chabacanices.
De materiales malos que además se ven a la legua. Como siempre: sé exigente con el calzado.

Lo encontrarás en: el conjunto de la izquierda es de Isabel Marant, cuya colección podéis disfrutar enH.A.N.D.-Have a Nice Day. El de la derecha, de Zara.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.