¿Cómo me lo pongo?: Combinar un vestido verde

Es genial el momento en el que encuentras el vestido perfecto para ir a una boda. En el que tienes los complementos ideales. Pero dudas en cómo darle el toque redondo con el peinado o sufres pensando qué harás para que el fresquito no arruine tu hallazgo maestro. Anika tiene una boda y un vestido verde.


El vestido de Anika es entallado, de escote pico, sin mangas y un detalle en forma de lazada en el pecho. Su idea es combinarlo con coral (para ello, tiene unos zapatos estupendos) pero necesita ideas sobre peinados y qué ponerse para el fresquito.


Si el coral es su alternativa, puede utilizar algún tono complementario para elegir la prenda de abrigo. Por ejemplo:

  • Con una chaqueta de lentejuelas en tono dorado. Así, la cartera de mano puede ser también en dorado. Y otros complementos, como los pendientes, en coral. Para mantener un equilibrio con los zapatos.
  • Una chaquetilla corta en crochet color crudo. De manga francesa, en un tono neutro. Para que el resto de complementos se mantengan en coral.
  • O una chaqueta de largo a la cintura, de manga francesa y cuello a la caja. Estampada, con tonos en verde, crudo y coral (de aire muy japonés) para romper la rigidez del duotono.

En cuanto al peinado, si el vestido es de aire Sofia Loren, lo ideal será buscar un recogido muy italiano, con el cuello despejado para que los pendientes tengan protagonismo. Y si la melena es corta, peinada con mucho volumen. Por supuesto, el maquillaje obliga a un eyeliner marcado, con la mirada como protagonista.


Seguid tan guapas.


No se te ocurra: la faja es amiga. Muy amiga de las mujeres. Y para vestidos entallados es casi una necesidad. Lo bien que quedan esos muslitos lisitos y esa barriguita plana… Así que olvídate de prejuicios y vete a por la tuya. No es cuestión de kilos.


El largo de los vestidos para las bodas en mujeres que superan la treintena ha de ser observado con detalle. No estoy hablando de pasarse al decoro extremo, pero es mejor olvidarse de largos a medio muslo. Quedan hiperfatal.


Sí a los tocados y pamelas. Pero no todo vale para todo. Además del protocolo día/noche, hay modelos que no se adaptan a cualquier look. Por ejemplo, a este vestido un canotier le quedaría como un precioso pegote.


Si te decantas por unos pendientes calibre grande, de esos que se ven y se notan; entonces elige un colgante al cuello. Algo muy ligerito. Pero fiesta de la bisuta, no, please.

Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.


¿Conoces “No llores patito”? Echa un vistazo a las propuestas que María y yo tenemos para mamás y bebés con estilo.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.