¿Cómo me lo pongo?: Caramelo

Generalmente escuchar hablar de piel nos lleva directamente al invierno. Pero las prendas de piel (vestidos, faldas, chaquetas…) también están presentes en primavera. La hemos visto en pasarela y la vemos en las tiendas. A mí particularmente, me encanta. Por eso hay que aprovechar antes de que el calor sea insoportable y todavía podamos lucir lo que nos guste. Carmen tiene este vestido de piel en color café con leche.

El vestido es un básico de escote a la caja, en toffe, caramelo o café con leche. En piel fina. Ella quiere combinarlo sin que parezca excesivo, adecuado a su edad (rondando los 40). Para ello, y para aprovechar momentos con o sin media, proponemos:

  • En invierno de noche: con una media tupida en color negro. Zapato de ante negro, un salón clásico. Y chaqueta de piel de conejo, a la cintura con broche de pedrería. Con cartera de mano también negra.
  • En invierno de día: con bota plana de ante, de color gris. Media gris o café con leche (tupidas), y chaqueta de punto larga en gris.
  • En primavera de noche: zapato o sandalia color coral (o rojo), sin medias. Bolso de cadena al hombro, estampado con algún motivo rojo. Y blazer un tono más oscuro que el vestido. O en todo caso, del mismo tono que el zapato.
  • En primavera de día: con zapato plano, oxford de cordones, en bicolor crudo+caramelo. Sin medias. Con chaqueta de punto en crudo. Brazaletes dorados.

Este color además, va muy bien con el azul eléctrico tan de esta temporada. Incluso con amarillo limón, para las más atrevidas.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: combinar este color con verde. Cuiadadito con el acabado final ecológicosoyunárbol.
Nada de medias de rejilla. Pero mucho menos si éstas son color carne o de esa rejilla apta para pescar bacalaos, grande, enorme.
Nunca combinar con botas mosqueteras. Tampoco con las moteras.
Cuidado con el mix de otras prendas de cuero. A no ser que no quieras ir por la calle con una pelotita de ping pong en la boca.
Los zapatos son fundamentales en la composición de cualquier estilismo. Así que hay que prestarles atención. Como todo, pasan de moda. Por eso, modelos como ese salón de punta semiredondeada, de tacón semibajo, que no son escotados, que no son ni altos ni bajos, que el tacón no es cuadrado ni afilado no tienen cabida en ningún armario. Y si están nuevos, pues los guardas hasta próximos capítulos. Pero NO LOS TOQUES.

Lo encontrarás en: el vestido de Carmen es de Trucco. El look de la derecha, de Teresa Helbig.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.