¿Cómo me lo pongo?: Arlequín

De lo que siempre nos quejamos al llegar al invierno es de la ausencia de color. Venimos de un verano explosivo, lleno de cromatismo y nos cuesta asumir que lo que nos queda por delante es negro y gris. Sin embargo, nuestros complementos están ahí para darle algo de luz a los días nublados. María lo hará con este bolso. Un bolso polícromo donde los haya que quiere combinar más allá de la camisa blanca + jean o un siempre útil total black.

Es cierto que las opciones en invierno con un bolso tan colorista son bastante limitadas. Este complemento funcionaría mejor en verano, pero no por ello vamos a cerrarle las puertas:

  • Podemos probar combinaciones diferentes con marrón chocolate. Los marrones oscuros neutralizan la diversidad de color y dejan que el complemento sea el protagonista. Un vestido túnica en este color, con las medias en ídem y unas botas planas en color cuero + un trench. Y en la solapa del trench, un broche con más color. ¿Qué tal una Lulaila?
  • El jean es el Mitch Buchannon del armario. No iba a ser menos en este caso. Para ello, eligo un pantalón de pata ancha con un maxijersey en azul petróleo. En los pies, unos oxford de cordones y tacón en ocre.
  • Del mismo modo, el vestido negro. Pero para huir del total black, llévalo con una media tupida en color mostaza. Con un abrigo negro corte capa (si el vestido es entallado), será ideal.
  • Otras opciones pasan por arriesgarse mucho más. Como con un vestido fucsia y una media azul noche. Pero esto ya exige mucha actitud.

Estos casos de excesivo color son especiales y hay que tratarlos con cuidado. Exigen mesura para no caer en el desorden visual y que nuestro estilismo quede literalmente arruinado.

No se te ocurra: el juego del colorín. No te pongas a mezclar como una posesa todos y cada uno de los colores del bolso. Existe una delgada línea entre ser un personaje de Barrio Sésamo o una chica fashion y atrevida.
Ponértelo para una boda o un acto serio. Es un bolso demasiado informal. Y grande.
Con medias de rejilla o medias estampadas. Nada de nada. Creerán que te han dilatado las pupilas antes de salir de casa.
Comprarte unso zapatos fucsias para combinar con el bolso. El bolso siempre protagonizará el look. Da igual lo que te pongas en los pies, él siempre tendrá el papel principal.
Con una chaqueta rollo Chanel o Perfecto. Gran choque.
Y mucho menos con camisa de cuadros. Muerte.
Si quieres mezclar estampados, mételo entonces con un vestido de estampado liberty. Y una blazer de hombreras.
Nunca con un vestido o falda de cuero, ni paillettes.

Lo encontrarás en: el bolso es deLupo. El conjunto de la derecha, de la E-Collection de Adolfo Domínguez.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.