6 pares de gafas de sol ideales

Sigo obedeciendo a vuestros designios. Así que el de hoy es un post sobre gafas de sol, tal y como pidió @adiclaramunt. Las gafas de sol también entienden de modas, y van evolucionando. Aunque para personas como yo, que no se centran demasiado en las tendencias, modelos como las de ojo de gato minúsculas, las llenas de strass y aplicaciones a lo loco (incluso plumas) o las mega gigantes; no forman parte de mi listado. Esta temporada, estos son los 6 modelos de gafas que me parecen más apetecibles:

  1. Las redondas. 100% redondas. Lisas o con estampado de granito, rayas, bicolores, etc. Y normales o más especiales como éstas montadas en madera y con cristal de súper calidad Zeiss, de aquí.Ideales para casi todo tipo de rostros, menos las caras redondas para evitar que se acentúen demasiado.
  2. Las ligeramente cat-eye. Sin llegar a ser las minúsculas, con un poquito que se alarguen en los laterales quedan estupendamente bien (salvo en rostros muy menudos) y son perfectas en las caras muy redondas o triángulo, porque las equilibran. Las tienes aquí.
  3. Las bicolores. Tanto cuadradas como cat-eye. Eso sí, en los rostros ovaladas y redondos, las cat-eye pequeñas y bicolores funcionarán peor, más que nada, porque las monturas son demasiado gruesas y se comen demasiado espacio de tu cara. Las encuentras aquí.
  4. Las doradas de metal. Dale una vuelta a las clásicas aviadoras y búscalas con rollito más setentero. Las tienes aquí. Al llevar la montura al aire, funcionan muy bien en las caras diamante (de pómulos anchos y frente y mentón más estrechos).
  5. Las intelectuales. Inspiradas en las típicas gafas de ver, son de los modelos más favorecedores.Las tienes aquí.
  6. Las cuadradas. El modelo más arriesgado y quizás el más difícil de encajar en todo tipo de caras, más por tamaño que por forma, ya que funciona incluso en los rostros cuadrados o alargados. Dependerá sobre todo de si te las ves grandes o no, de si la montura ocupa demasiado en tu rostro. Las tienes aquí.

No se te ocurra: cutres. No hace falta que hipoteques tu vida y la de sus herederos para tener unas gafas que no te frían la córnea. Gafas baratas y de lentes no homologados, nunca.

Dejar de tener en cuenta otros factores como el color de pelo o de tez. Elegir unas gafas de sol no es solo una cuestión de forma de cara. Influye el puente de tu nariz, tu color de pelo, la altura de tus cejas, o el tono de tu tez. Así que el manual 100% definitivo de las gafas no existe. Es más una cuestión de conocerse e ir probando. Por eso, salvo que tengas un rostro muy equilibrado, te conozcas muy bien y sepas qué te queda bien y qué no, comprarlas online supone un riesgo por todas estas razones.

Acumular. No veo en absoluto necesario tener más gafas de las que utilices. Es un complemento y puede que tengas varios modelos para que encajen con tus looks, para ir a la playa, para hacer deporte… pero todo lo que raye el exceso superfluo, es lugar ocupado innecesariamente.

Las gafas evolucionan con las modas. Sal de tu zona de confort de esas Aviador que llevas desde el año pum y atrévete a probar nuevos modelos.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM DE EL ESTILARIO

Privilegio Estilario

Privilegio Estilario es la suscripción Premium para acceder a contenido exclusivo de El Estilario y formar parte de un área privada y especial en la que solo tú eres la protagonista.

Material 100% exclusivo y preferente.